martes, noviembre 30

Letras ajenas



Producciones Mercenarios de DIOS abre la invitación a "Letras Ajenas" a través de este sencillo video que contiene citas de algunos escritores famosos, acompañado con sus fotografías en "clásica pose de escritor". La musicalización es a cargo de Maxence Cyrin interpretando magistralmente al piano "Where is my mind" un cover de The Pixies.

Segundo canto: "Hoc signo vincitur inimicus"


La cábala indica momento cimero
donde tu destino podrás descubrir,
donde tu sentido será puesto a prueba,
si sabes del signo encontrar la verdad.

La noche esta quieta, hoy es luna nueva
yo pido a los dioses te otorguen destreza:
mi oráculo dice que habrás de luchar,
contra los demonios, los seres del mal
.
Momento que enlaza poseso y grimorio,
la cruz que es de plata, que es talismán,
que lleva escondida palabras secretas,
y en ella se encuentra el poder de vencer
.
La luna creciente dibuja en el cielo
antigua escritura que he de interpretar,
en donde la cruz es objeto de magia,
en donde percibo que habrás de triunfar.

Hoy canto a la fuerza que emana tu cuerpo,
hoy canto al silencio de tu voluntad,
hoy canto al acierto de tu valentía
para que mi canto evoque tu andar.

De esta aventura donde te enfrentaste
a obscura presencia con sed de matar,
y tu la atacaste empuñando cual daga
esa cruz cruzada que te hizo ganar.

Y yo mientras tanto te escribo este verso,
pidiendole a Sofo que guie mi cantar,
que brille tu sombra, que logres tu sueño,
mientras la luna llena acompaña tu andar.

Axis in medietate signi.
Kattalina Salazar
Letras Ajenas es presentado por Producciones Mercenarios de DIOS®

 
*Canto correspondiente a "La Cruz Cruzada" (primera misión)  

Capítulo I "La Cruz Cruzada" portada by Alets Trejo

Las aventuras de NEGRO y la Orden Roja. Volumen I "Proyecto AVATAR"

miércoles, noviembre 24

Canto primero: OBERTURA


AD  MILITIS VICTORIX EX NOX

La noche me pide que escriba yo un verso,
Que diga su historia, que verse el proyecto,
Que ya sus hazañas no sean un secreto,
Y que a su aventura  le ponga mi acento.

Conjunto al destino, la magia y el tiempo,
Conjuro a la luna que me ha de guiar,
Que encuentre su mundo, que atrape su sueño,
Que cruce fronteras lo que he de contar.

E invoco a Mnemea, a Clío y a  Calíope,
Para en mis palabras poderlo lograr,
Que todos conozcan la historia de Negro,
Que quede aquí escrita en este cantar.

Así  como Aquiles que a Troya llegó.
Así cual romano que fue emperador,
A si es su aventura que voy a versar,
Su línea es de líder, no se ha de negar.

Moreno de rostro y profundo mirar,
Guerrero de noche, es cauto y audaz,
No sigue las reglas, no tiene lugar,
La Orden lo sigue, lo quiere enrolar.

Y es criptomnesis gran habilidad
De este caballero de claro pensar,
Que lleva en su fardo a los tres iniciados,
Que tiene en su mente hermético  andar.

De noche el explora con poder sensorial,
Misterios descifra de cruzada fatal,
Peligro y tinieblas lo quieren bloquear,
Los seres que enfrenta no le han de ganar.

Las runas lo guían a demonios del mal,
El fuego es su signo, su cruz, talismán,
Con magia secreta, en latín hechizar,
Así los detiene cual arma mortal.

Por ello así quiero a él yo cantar
Un verso que invoque augurio triunfal:
Señor de la noche, disponte a luchar,
Empuña tu espada, la victoria hallarás.
Dominus noctis, ascencio victoris.


Kattalina Salazar


Letras Ajenas es presentado por Producciones Mercenarios de DIOS®




*Canto correspondiente a la Introducción de

sábado, noviembre 20

Cantares de una Hechicera


Hechicería.- f. Conjunto de ritos, conocimientos y poderes sobrenaturales con los que se pretende ayudar o hacer daño. (Word reference)

Cualquiera de las artes paganas rudimentarias basadas en conjuros, ensalmos y cantos de los que la tradición está perdida o es en extremo conservada. (E.L)

Cuando uno sueña a veces se sume tanto en el viaje onirico que olvida que los sueños, como todo, tienen una razón de ser: motivan, impulsan, dan esperanza.

Es un placer aquí en NEGROPIA tierra fértil de ideas anunciarles la próxima apertura de "Letras Ajenas" una etiqueta donde presentaremos colaboraciones de otros escritores.
De momento les dejo el video promocional de lo que sigue.
Muchas gracias!!!










.

miércoles, noviembre 17

"Mimir, las aguas sagradas" (El Guardián de las puertas) Cap IX


Voy recorriendo el lugar en búsqueda del ala 9-B. son demasiados pasillos y corredores que cambian constantemente. Los cambios no son bruscos, apenas perceptibles. Aumentos o disminuciones de luz, modificación de la textura, sombras donde no estaban, colores que se modifican en grado. Como ya dije, nada brusco pero si lo suficiente como para confundir un poco. Me detengo en seco justo en donde hay unas escaleras metálicas por un corredor en el que estoy seguro ya había pasado pero no había tales la primera vez. Algo o alguien está generando ilusiones ópticas o mentales. Respiro profundamente llenando mis pulmones de aire, lo retengo un instante y lo dejo escapar por la boca, exhalo. Repito la operación un par de veces más y cierro mis ojos despacio, poco a poco.
Extiendo mi mano hasta alcanzar a tocar algo, me guío a tientas sin dejar de mantener el ritmo inicial de mi respiración solamente que la mantengo únicamente por la nariz, esto con el objetivo de concentrarme primero si es que percibo alguna intrusión en mi mente de la que no me haya dado cuenta. Reviso mi interno, me enfoco en mi primero y después en mi entorno. Nada inusual dentro de mi mente por lo que entonces pretendo alcanzar el barandal con mi mano y siento el frío del metal que me comprueba que en verdad está ahí. Me pongo alerta. Con los ojos cerrados, mi olfato atrofiado y la inutilidad de mi buen gusto ahora, no queda más que guiarme por el resto de mis sentidos: mi oído, mi intuición y mi sentido común. Alguien me sigue y está tratando de confundirme, de perderme. ¿Por qué no me ataca? Probablemente este estudiándome, por lo tanto en este preciso momento está observando lo que hago. Un ligero sonido me hace abrir los ojos para percatarme que el ruido lo han hecho un par de ratas que chirriaron al salir por un agujero de la pared, noto que detrás de ellas salen un par más y una de ellas repentinamente se abalanza sobre mí como si le hubiese dado un ataque de rabia. La recibo con una patada que la manda directo contra el muro, transformándose entonces en un muchacho de unos 17 años cuando mucho; las otras tres ratas también tomaron forma humana. Cuatro adolescentes en actitud amenazante y ropas andrajosas. Comienza la pelea. El hecho de que sean jóvenes no los hace inofensivos ni a mí un abusivo. Son diestros y rápidos, sin mencionar en extremo flexibles. Uno de ellos evita el golpe que le lanzo simplemente echando el tronco hacia atrás haciendo una especie de “araña”. Volteo para defenderme del que me ataca por un flanco; con una patada lo alejo de mí, para entonces ya tengo dos enfrente y uno subido a mis espaldas colgado de mi mochila golpeándome la cabeza.
-¡Me rindo!- digo intentando levantar los brazos.
Es claro que los teriántropos adolescentes rata no pretendían matarme, sino capturarme, así que les concedo el placer. Finalmente el juego de ajedrez entre el Dr. Phobos y yo continúa. Toda la información recopilada y la investigación que llevaba hasta el momento me habían llevado hasta ese edificio.
El archivo que Sílfide obtuvo del Dr. Phobos resultó bastante interesante. Enrique Lotario Bueno, licenciado en psicología clínica para adultos y doctor en neuropsicología de la Université Louis Pasteur Strasbourg I, es decir en la Universidad de Estrasburgo, Francia. Con más de 20 diplomados en ramas como la antropología, la sociología, la filosofía y lingüística; cientos de talleres y varias conferencias impartidas.
Terapeuta militar, investigador y asesor  independiente. En septiembre de 1985 fue su reclutado en la orden en la cual fue avanzando hasta alcanzar a involucrarse en trabajos, experimentos y estudios colaborando con otros doctores y científicos de la orden roja en el estudio de los miembros con facultades psi. En el archivo general es catalogado como un MoFo con “telepatía proyectiva” y “onironáutica reflexiva”, es decir supuestamente es capaz de proyectar pensamientos o emociones en otra mente en un nivel básico y de entrar en los sueños de manera involuntaria. Sin embargo, la realidad es que Lotario es un «bio-psíquico» que mediante ondas electromagnéticas puede influenciar en los procesos químicos  cerebrales, más concretamente sobre la amígdala.  Y si conoce al sujeto y lo ha estudiado bien o ha logrado un enlace psíquico es capaz de meterse en los sueños de otro. De acuerdo al archivo, en 1999 fue asignado como investigador para el Proyecto AVATAR, un elaborado plan ideado desde 1797 por antiguos miembros de la orden. El proyecto englobaba la búsqueda de distintos artefactos, lugares, estudios en diferentes papiros, pergaminos y volúmenes arcanos, así como también la perfección de la raza humana. El objetivo era utilizar o bien espíritus de individuos sobresalientes o” esencias mismas de los dioses”.
Según el archivo la campaña comenzada por Napoleón en Egipto en 1798 tenía como objetivo uno diferente que enfrentar a los ingleses: 154 científicos le acompañaron, llamados simplemente “los sabios” que formarían lo que se conoce como el Instituto de Egipcio de Napoleón. Un año más tarde descubrieron la esfinge enterrada en la  arenas, la piedra Roseta y con ello muchos papiros, grabados y objetos útiles para el desarrollo del proyecto. Napoleón toma lo que necesita y se marcha junto con algunos de los sabios dejando solamente a 48, divididos en cuatro áreas Matemáticas, Física, Economía política y Literatura y Artes.
Cuando los ingleses y los turcos recuperan Egipto en 1801, Bonaparte tenía dos años de haber abandonado la antigua Khemet y los documentos y reliquias fueron a parar directamente a la Orden Roja.
El proyecto tuvo que detenerse varias veces debido a conflictos internos y externos dejando en el archivo el Proyecto AVATAR hasta que en 1939 a través de la Ahnenerbe se retoma dando grandes avances, pero con un enfoque completamente apegado a la visión de la superioridad aria. Ahí deciden el número de individuos con los que comenzaran el experimento: 24; el mismo número de caracteres que posee el antiguo Futhark, el alfabeto de los pueblos indoeuropeos. El fin del tercer Reich vino a detener nuevamente el proyecto pero los avances eran ya claros. Para principios de los 80’s ya habían nacido 72 candidatos posibles para ser los portadores de los espíritus. Al parecer Lotario se obsesionó con las ideas de la Sociedad de Thule y buscó alianzas entre algunas agrupaciones enemigas de la orden con el fin de tomar el control de los recipientes.
En su plan estaba el deshacerse del Cardenal Rosso, para su desgracia se topó conmigo.

Para cuando llego al lugar que me conducen los teriántropos me encuentro en una especie de templo hindú; observando bien parece ser una réplica del de Karni Mata, también conocido como “el templo de las ratas”.
Algunos ancianos están semidesnudos con la cara pintada y sosteniendo un tridente. Me colocan frente de uno de ellos, al parecer el líder, que me observa y dice algo en un idioma que imagino es bengalí.
La traducción viene enseguida por uno de los adolescentes:
-El supremo Sadhu le da la bienvenida al akhara y pide disculpas por la forma abrupta de traerlo-
No digo nada, demasiada formalidad no me convence, así que aguardo esperando escuchar la razón por la que deseaban mi captura.
El anciano vuelve a hablar pero está vez las palabras comienzan a ser acompañadas por música de cuerdas, panderos y flautas, además cánticos a modo de ensalmos en una melodía envolvente. M i olfato percibe un aroma impregnando el ambiente, alguna resina o aceite aromático quizá. En ese ambiente místico las palabras del anciano parecen llevarme a un estado extático. Poco a poco dejo de necesitar un traductor y –de alguna manera -comprendo lo que el anciano dice:
«Nosotros, todos, somos herederos de la sangre de los recolectores del conocimiento, aquel que Durga recibió e hizo que reencarnara en rattus, él y toda su descendencia. Prisioneros y esclavos somos de los rebeldes, que ciegos de poder han caído ante la falsa ilusión de glorias pasadas del triunfo de las raíces arias y sirven al maya y veneran el aspecto destructor de Siva. Tlaquixchi , el falso sacerdote,  ha impuesto su magia sobre nosotros pero ha dejado la salvación al asegurar que solo la furia del enviado de Kalika podrá liberarnos de su maldición»   
Kalika, también conocida como Kali, la oscuridad, también llamada Ratri, la noche, pero en aspecto más antiguo y simbólico la realidad ultima, la fuente del ser…
« ¿Verdad es que eres tu un avatar?»
 La pregunta me desconcierta de momento. No solo por la manera de hacerla sino que me activa el pensamiento. Me hace recordar que Kahdija piensa  que” soy una marioneta”, es decir un AVATAR. Para ser uno de los miembros con facultades psi en el área de asuntos especiales, ella pensaba que él  Proyecto AVATAR se había suspendido, sin embargo conocía parte del mismo. ¿Cómo era posible que esa información estuviera en manos ajenas a la orden?
-No considero serlo. Y si lo soy es algo que no sé- respondo con honestidad.
« ¿Cómo te llamas?»
Hace la pregunta que hacen todos.
-Me llamo NEGRO y soy…-
« ¡CHATURANGA!» Grita para después dar un aplauso y todo sonido se apaga al instante. Quedo solo y busco por todo el lugar. Nuevamente mi cerebro intenta ponerse alerta. ¿Qué es real y que no? Los hindúes le llamaban a lo que muchos consideran como real “maya”, la ilusión, generalmente relacionada con la materialidad, para ellos la realidad era el mundo espiritual que solamente se alcanzaba después de romper la rueda del destino llamada Samsara: el ciclo eterno de reencarnaciones del que incluso los dioses están adscritos en el Dharma-Karma, “La ley de la consecuencia” o mejor dicho, “a toda acción, de cualquier tipo, corresponde una reacción de tipo semejante o equivalente. Cierro los ojos de nuevo, regreso a las bases. Respiro. Inhalando y exhalando de manera completa. Me reconozco a mí mismo y reconozco mi entorno. Escucho pasos. ¿Imaginarios? Nadie está entrando en mi mente eso lo tengo seguro, ¿lo estoy? Mi mente comienza acelerarse con tanta pregunta que me sería imposible explicarte en este momento. Como sea, los pasos siguen ahí, parecen reales volteo intentando verificar lo que mis oídos perciben y entonces veo a Shua que dice:
-¡Negro! ¡Qué bueno es verte! ¡Pronto por aquí!-
Doble error. Bajo ninguna circunstancia Shua Ben Yosef me hablaría así, recuerdo entonces que el chaturanga es un antiguo juego hindú antecesor directo del ajedrez. El Dr. contaba con dos alfiles. Uno era Simón, el terror nocturno y el otro “24”el supuesto MoFo que podía cambiar de forma y ver auras. Me da la espalda mientras comienza a subir por las escaleras por lo que aprovecho la distracción; mientras va a medias escaleras lo jalo de los hombros y resbala cayendo hacia atrás. Escucho un crujido, como cuando se parte leña para alguna fogata, el cuerpo de Shua rueda como si fuese un muñeco de trapo y cuando me parece que va a detenerse el cuerpo se transforma en un espeso líquido semejante a una gelatina, solo que capaz de emanar una tenue luz fosforescente. Aguardo durante medio minuto y la masa luminosa poco a poco se va apagando. Cuando abandono el lugar la masa fluorescente no brilla más y la oscuridad lo cubre todo.
Me comunico con Sílfide y le pido me monitoree y haga lo mismo contigo Pepe, así como a cualquier otro ser viviente, esto para evitar las ilusiones ópticas, además dejo abierto el comunicador. Analizo la situación. Phobos busca el libro y solo yo sé donde está. Me necesita capturar vivo y sin duda lo hará. Así que le dejo las instrucciones a Sílfide y le pido que pase lo que pase espere mi señal.
Llego nuevamente al pasillo pero me esperan algunos terrores nocturnos, de mi mochila sacó una vara similar a las luces de emergencia que activo de inmediato. Un destello me permite eliminar aproximadamente a unos 6 o 7. Luces de orgón. Y pensar que la orden las había catalogado como “luces de emergencia para viajes a reinos espirituales”. Evitar a los terrores nocturnos con las luces fue simple hasta que los teriántropos aparecieron. Desconocía que se encontraban ahí, así que nunca alcancé a tomar alguna precaución contra las ratas. Más de 10 personas aún sin ninguna capacidad fuera de lo común hubieran terminado venciendo a cualquiera, a pesar de mi defensa y lucha me convertí en un cualquiera. Encima llego la coronela Astriya aprisionándome con sus cabellos animados. Me despojaron de mi mochila y me llevaron ante la presencia de Phobos.
Algunos terrores nocturnos tratan de entrar en mi mente. Siento constantemente mi pierna adormecida, el cosquilleo en la nuca. Están tratando de romper mi resistencia mental. Vuelvo al principio y respiro. Inhalo y exhalo. Sé que no estoy solo, sé que Sílfide me monitorea.
-NEGRO el Teniente acaba de llegar, aún no se comunica. Espero a que me llame, si noto que quiere intervenir lo detendré dándole tus instrucciones-
Eso me da calma y me reubica un poco; para cuando estoy ante la presencia de Phobos veo amarrado a Shua y al Gordo a las columnas. Phobos se dirige a mí, pero sé que esa parte la escuchaste.
-Sí, ¿Qué sucedió después? Lo último que recuerdo es que me encontraba dentro de una de esas cámaras, salió un gas y todo se cubrió de verde-
-Gas del sueño profundo, un somnífero para supuestamente colocar a todos los avatares en ondas Tetha, así al estar en sintonía, en la misma frecuencia cerebral poder tenerlos y “programarlos” en estado de movimiento ocular rápido. La luz verde que percibías era la del portal, aunque más que verde yo la llamaría “aguamarina”-
-¿Qué pasó? ¿Cómo salimos?-
El ritual le permitió a Lotario abrir un portal. Su objetivo es controlar a los avatares a través del llamado “número nueve”. Durante los siglos que duró la investigación y estudio para el desarrollo del Proyecto AVATAR mucho se especuló sobre qué tipo de espíritus se habrían de utilizar. Desde que la humanidad comenzó a ser consciente de sí misma descubrió lo que llamó de muchas formas pero resumido en una palabra sería el alma. El espíritu difiere del alma ya que la humanidad es distintita a cualquier otro ser vivo, pues es consciente de que es consciente, es decir posee la cualidad del raciocinio. Los primeros pueblos fueron animistas, descubriendo que todo lo que tenía vida poseía un ánima, y encontró espíritus en la naturaleza, en los lugares sagrados, en el cielo y en otros mundos o planos. A algunos de esos espíritus los fueron clasificando durante periodos y épocas distintas sean como demonios o divinidades. El Sefer Shedim, el libro de los espíritus, es la mayor recopilación conocida hasta ahora donde se clasifican miles de diferentes espíritus; imps, benoi lilim, devas, seres feericos, homúnculos, doppelgangers y otros tantos más, algunos de ellos llamados por Jung simplemente arquetipos. Los estudios del Doctor durante el tiempo que estuvo en el Proyecto AVATAR y su obsesión por las teorías de la superioridad indoeuropea lo llevaron a la conclusión de que el antiguo Futhark, las runas, contenían a los espíritus de los dioses nórdicos y que al traerlos a la actividad era el momento del ragnarok, la destrucción del mundo. Un grupo denominado “Los Gepettos” estaban auspiciando el proyecto con el objetivo de manejar a distancia a los avatares y supuestamente así tenerlos bajo control, pero el riesgo de un enfrentamiento y por ende la destrucción de todo lo que existe seguiría latente. Por supuesto un hombre con la inteligencia y la preparación del Doctor Ernesto Lotario Bueno no podría querer la destrucción del mundo, eso iría en contra de todo instinto y todo raciocinio. Ningún ser puede querer la autodestrucción consciente sin un verdadero motivo. No. Lotario se dio cuenta de los ciclos que aparecen en todos los relatos cosmogónicos de todas las culturas y todas las épocas, la creación a partir de la nada, de la oscuridad o del caos. De todas las runas, de las 24 a Phobos le interesaba poder controlar la número nueve: Hagalaz, asociada al cambio, la libertad, la  invención y la liberación. A través de este avatar Phobos pretendía liberar a la psique de la masa consensual de la identificación con la realidad material y aperturarla para experimentar lo nuevo. Buscaba tener el control de un poder que destruye la estructura de lo que considerabas real, seguro, estable y confiable.
La destrucción acompañada de un nuevo comienzo. Sin bancos, ni tarjetas de crédito, la ciencia al servicio de la salud, el desarrollo de la mejora de la especie humana en conjunto, mejora genética y cerebral para desarrollar una sociedad nueva para pasar del homo sapiens al homo novus, el hombre nuevo. La extinción total de la masa consensual para ser transformada en una masa con facultades psi. Pero su plan tenía tres fallos. El primero era que Hagalaz también representa una fuerza incontrolable, puesto que no se le asocia con ninguna divinidad sino con los ancestros, los antiguos o simplemente los espíritus primordiales por lo que tenía que averiguar una manera de controlarlo y solamente en un lugar podría alcanzarse un conocimiento de esa índole. Un lugar donde se es capaz de acceder a lo inaccesible, de conocer lo incognoscible. En el folklore nórdico este lugar es llamado Mimir donde fluyen las aguas sagradas, fuente de toda sabiduría. El portal que  Phobos, con la ayuda de Tlaquixchi, había abierto era precisamente hacia ese lugar. El tono verdoso del que hablas (que insisto es aguamarina) provenía de ahí, una luz casi cegadora. Según la misma mitología no era posible acceder a Mimir sin pagar un precio o ser conducido por el Guardián de las puertas de nombre Othil o Ethel. Phobos se había acercado al MoFo que nombraba “24” ya que, según sus investigaciones, a él le correspondía la runa de Ethel y por lo tanto el número 24 y al  ser el guardián de las puertas tenía la llave para en Mimir descubrir la manera de controlar a Hagalaz para la creación de un nuevo mundo. Ahí se encontraba el segundo fallo en el plan del Doctor.
Veinticuatro! ¡Ven aquí! ¡Veinticuatro! ¡El portal está abierto, pronto!- grita el Doctor sin que alguien atienda su llamado.
Veinticuatro no atiende nunca el llamado del Doctor pues quedó hecho gelatina cuando estaba tratando de hacerse pasar por Shua. Y aunque hubiese atendido no hubiera podido hacer nada. En realidad aquél que Lotario llamaba 24 no era ningún avatar. No es que el Doctor hubiera errado al identificar a Francisco Xavier Odilón miembro con las facultades psi de la “Auroscopía” y “Biomorfosis” -la habilidad de cambiar de forma a cualquier ser vivo- como uno de los avatares, de hecho Odilón es en realidad 24, el guardián de las puertas, aquel que tenía en su poder el resguardo del Sefer Shedim. Así es, nada más y nada menos que “Pancho Poseso”. Según entiendo uno de los Gepettos intentó apoderarse de 24 lograndolo, pero resulta que el tomo está protegido, solamente pueden tocarlo los seres que hayan tenido contacto con Mimir o cualquier hijo de “Juan Espera en Dios” el Gepetto al posesionarse de 24 era un elemento que no cumplía con las características necesarias, por lo que le causó daño lo hizo salir volando con todo y libro hasta la calle, justo donde yo estaba. Como ya te platique la historia en ese momento no había ni un alma visible.  Cuando yo dejé la escena una criatura enviada por “La Hydra” personificó a Pancho, para cuando Lotario lo contactó pensando que era el recipiente del espíritu de Ethel, realmente se alió con un Doppelganger, una criatura asesina sin sombra ni reflejo capaz de tomar la forma de alguien enviada por alguno de sus maestros ocultos para vigilarlo. Sin veinticuatro y distraído con la luz emitida por el portal hacia Mimir aproveché el momento y tomé la jeringa que había dejado tirada el Doctor. Soma dijo que era, solo podía referirse a tres cosas: a algo de una neurona, a la bebida de los dioses hindúes o la droga del mundo feliz de Aldus Huxley. No sé que sea pero se la encajo en la pierna y trastabilla yendo a parar directamente al portal, lo cruza y este se cierra quedándose Lotario atrapado del otro lado. Queda Tlaquixchi solo mirándome, tu junto con el resto de los avatares duermen como princesas en sus cámaras de cristal y ella está junto a mí, apenas saliendo del estado hipnagógico por el uso de la bilocación. El sacerdote se transforma en rata para intentar huir, corro tras de él y cuando ambos-lo incluyo a él- creemos que lograra escabullirse de los huecos de las paredes comienzan a salir  varias ratas que le cierran el paso. Los teriántropos adolescentes rata, solo que esta vez son un ejército. 40 o 50 roedores, calculo yo, que se rebelan ante la opresión de Tlaquixqui, el sacerdote-rata de las lágrimas de Kali, la secta perdida heredera de las tradiciones de los Thugs. Es como un gran linchamiento o alguna escena de “benji, la rata asesina”, digno funeral para un adorador de la muerte, el caos y la destrucción. Entre los teriántropos adolescentes rata y yo liberamos a Gordo y Shua de sus amarres, ambos están en semi shock por las alteraciones de la amígdala cerebral producidas por Phobos.  Volteo a mirar a Blanca; observo su mirada confusa, no sabe si fue un sueño o si aún está en uno siquiera. Imagino que ese es el rostro y la mirada que tiene cada mañana, cuando despierta y mi mente vuela imaginando el día a día despertando junto a ella. Su gesto de pregunta y el labio inferior siendo mordido la  hacen ver vulnerable, protegible pero al mismo tiempo alerta, observadora y adaptable…
-NEGRO, un equipo de los sangre azul se dirige hacia donde te encuentras. ¿Necesitas algo?-
Esa es Sílfide salvando el día al hacerme reaccionar. Le pido una salida y medio de transporte. En cuestión de segundos me indica hacia dónde dirigirme para poder salir. Abro la cámara donde te encontrabas y te cargo entre los hombros para salir junto con el Gordo, Shua y Blanca aun en ese estado de sopor. Salimos custodiados y con la  ayuda de los teriántropos adolescentes rata. Afuera hay movimiento por todos lados: sangre azul y Micaelitas, uniformados, comandos y hasta patrullas policiacas terminan de adornar la escena. Uno de los Micaelitas me ve y ordena a otros lo sigan hasta darme alcance y cerrarme el paso. Me detienen entre 3 o 4 tipos, me siento cansado y sin ganas de discutir. Sílfide da aviso a las altas autoridades de manera “anónima” a través del fantasma de la máquina, tardan más en intentar registrar mi mochila cuando el Micaelita que dirige la operación es avisado que me suelte y se ponga a mis órdenes. Molesto obedece, yo pido atención médica para Shua, el Gordoy Blanca  además de tratamiento de civiles exclusivo, sin embargo Blanca es la más recuperada y dice:
-Yo estoy bien. Yo voy contigo, tengo muchas preguntas que hacerte…- Termina la frase con mi nombre. Ese nombre que ya conoces ahora y por el cual solo ella me llama. Sílfide me da tu nueva dirección y Blanca Barrera condujo la camioneta que pedí a los Micaelitas hasta que llegamos aquí. Sofía, tu esposa, nos recibió hace un par de horas y esa es la historia Pepe.                               –Dijiste que el libro de los espíritus estaba protegido que no cualquiera podía tocarlo ¿Por qué tú pudiste tocarlo? ¿Qué hay de Shua o tu abuela, porque ustedes si pueden tocarlo?-
 -El libro de los espíritus solamente puede ser tocado por quien tenga o haya tenido conexión directa con Mimir o sea de la estirpe de Juan Espera en Dios, también conocido como el judío errante, símbolo solamente de los pueblos peregrinos. Esa es la razón por la que la S.S persiguió a judíos y gitanos en la segunda guerra. Shua finalmente es judío, converso pero parece que l Sefer Shedim no es rigurosamente ortodoxo-
– ¿Qué hay de ti y de tu abuela? Judío no eres, ¿dirás que eres gitano?-
-No Pepe no diré que soy gitano, pero el judío errante, el holandés volador o el gitano no son más que el arquetipo del espíritu peregrino que se encuentra o bien perdido, maldito o en plena búsqueda. Por otro lado el número de runas varia siendo entre 18, 22, 24 o 25 con una última runa sin un solo grabado, si yo fuera un avatar sería “25” la runa conocida como Wyrd, relacionada con Odin. La runa del contacto con el destino, asociada al karma, el vacío que nos remite al todo y la nada, al absoluto, a una dimensión muy por encima de este mundo, más trascendente. Con respecto a mi abuela como dije ella es la fuente, le decimos así desde hace años “la fuente de todo mal” sea por sabia, por gitana, por pagana o por alguna otra razón mística yo sabía que el libro de los espíritus no podría lastimarla. Vamos la señora tiene casi 96 años y hace diez sobrevivió al cáncer y todo su tratamiento cuando le descubrieron un tumor del tamaño de mi puño en el pulmón; no iba a matarla un simple libro ¿no crees?-
– ¿Cómo lograste convencer a Sofía que te dejara entrar? ¿Qué le dijiste?-
-No te preocupes Pepe. Resultó que Sofía y Blanca se conocen, ahora mismo deben estar poniéndose al tanto del tiempo que tenían sin verse. Para tu esposa yo solo soy tu compañero en tu nuevo trabajo-
– ¿Nuevo trabajo? ¿Qué quieres decir con eso?-
-Déjeme darle la bienvenida a la organización Teniente-
– ¿Organización?-
-Una organización ultra secreta dividida a su vez en más facciones, ya sabes.-
– ¿Me estas reclutando?-
-Bienvenido a la Orden Roja Teniente...-

Fin del Capítulo IX

"Las aventuras de NEGRO y la Orden Roja, Proyecto AVATAR"
Noviembre 2009(capítulos "0 al 7")/2010(capítulos "8  en adelante")

martes, noviembre 9

Se dijo antes...

Para mi Ezer Kenegdó.


Sé qué esto lo has escuchado antes:

 "Me enamoré de ella desde la primera vez que la vi"...
La mayoría de las veces eso es absolutamente falso.
No es que no crea en "el amor a primera vista" simplemente el amor es una idea.
Sí, una idea. ¿Que? No me digas ¿Eres de los que cree que es una emoción?
Bueno, el amor es de hecho una emoción, fundamentada en las ideas y ahí, justo ahí, radica el problema.

Sé que esto ya lo has escuchado antes:
"Cada cabeza es un mundo"
Y ese mundo está lleno de ideas y percepciones. De maneras variadas de comprender e interactuar con las emociones que se generan a partir de la conceptualización, en lugar de comenzar a partir de la mente, verdadero hogar del alma.

Sé que esto ya lo has escuchado antes:

"Te amo. por quien eres, por quien no eres, por lo que me das y por lo que te guardas. por lo que recibes y por aquello que jamás has querido tomar. Por tu risa, por tus ojos, por tus manos, por tus besos, por tus labios..."

Le grito al mundo, a los cuatro vientos que te amo con todos mis sentidos, los siete.
Te amo, simplemente por que eres la parte de mí, que no soy yo...

    .

sábado, noviembre 6

NEGROPIA Informa


La expansión es una constante, el impulso, la chispa de los antiguos representada por el fuego.
Las filosofías trascendentales poseen  dos partes que se complementan.
Las celulas se dividen a sí mismas para poder desarrollarse.
A casi tres meses de nacer estamos apenas en etapa de formación y desarrollo, creciendo.
Hemos ido paso a paso, poco a poco cambiando para ajustarnos. Mutando.

A partir de aquí, informo que en este espacio no tendremos más estadisticas de entradas al mes, o países que nos visitan. No más de eso.
Esto es NEGROPIA, tierra fértil de escritos. Región de ideas, locura, filosofía trascendental y esoterismo. Lugar de relatos, de imaginativa, de los sueños de un escritor.

Es importante saber ese fluir de este lugar, por que finalmente NEGROPIA puede tener dos significados: El primero con raíces griegas puede significar "Lugar Negro" y el segundo, también de raíces griegas podría ser "Ojos o visión negra".
En este lugar, con esta visión separo entonces las entradas y para todo aquel que le interese ver cómo hemos crecido puede dirigirse a la "Red de Estadistica y Datos 9" un blog donde quedarán los registros de NEGROPIA y otros datos relacionados a lo que suceda detrás y alrededor de las semillas, ideas, proyectos escritos y más de este lugar, así cómo el como contactarnos para colaboraciones, etc.


Aquí es NEGROPIA, tierra fértil de escritos. Región de ideas, locura, filosofía trascendental y esoterismo. Lugar de relatos, de imaginativa, de los sueños de un escritor...Visión oscura de los escritos de un soñador.



 

miércoles, noviembre 3

"Proyecto AVATAR" (número nueve/«phantasmagoria») Cap VIII parte segunda



00:17 hrs 8 de agosto
Alcanzo el cuarto nivel tratando de buscar la sala 9-B, muchas más balas escupieron mis colt…las colt peacemaker que me dio NEGRO. Las siento ya parte de mí, como si me pertenecieran desde siempre. Antes de que empiece a perderme entre mis pensamientos localizo “el área 9-B”. Parece una especie de bodega, ala de ingenierías, laboratorio o taller de algún tipo, el problema es que parece una combinación de todas ellas, podría incluso hasta asegurar que el lugar cambia de forma. Escucho voces que hacen que me ponga alerta y al resguardo; encuentro un escondite que me parece seguro y a cubierto mientras escucho con atención:
-Sigues intrigándome Negro, me sorprendes realmente. No porque escaparas de Simón, sino que hayas podido mantenerte tanto tiempo huyendo de la orden sin ser capturado. ¿Por cuenta propia o Rosso está detrás de ti, apoyándote? Si es así ¿Por qué Rosso te protege? ¿Quién eres o que tienes que le interesa tanto cuidarte? Y si ha sido sin su ayuda ¿cómo lo has logrado? No importa lo que digan en la orden, no eres un miembro con facultades psi, no tienes criptomnesis ni ninguna otra habilidad paranormal. Y a pesar de lo que se rumore, no eres parte del Proyecto AVATAR. ¿Quién eres realmente Negro?-
El Dr. Lotario es el que se encuentra hablando, lo reconozco por la voz.-Soy quien encuentra la verdadera razón y fondo de las cosas. Soy quien no se queda con lo que alguien dice sin haberlo razonado primero. Soy un espíritu peregrino, demasiadas cosas para que alguien cómo tú lo entienda Lotario--¡Ah fantástico! Aún pones resistencia, ¡qué ahínco!, pareciera que nada te puede detener, ningún hastío, ningún obstáculo. Probemos si es así, ¿me dirás donde está el libro de los espíritus?-
-¿Aún no puede encontrarlo Doctor? ¡Es una lástima! Ha perdido tantos peones, los dos alfiles y un caballo, y yo ya estoy aquí, ya lo traigo en jaque--Vamos Negro ¿pecarás de soberbia? ¿Crees que me has vencido? No me decepciones. Analiza las circunstancias en las que estás. Inferioridad numérica, desarmado… las probabilidades de que salgas vivo son escasas, ¿Por qué simplemente no aceptas la realidad y cooperas?-
-No me decepcione Ud. Doctor. Debería saber que soy quien soy precisamente por no aceptar lo que la masa consensual considera realidad. La realidad masticada, pre hecha, diseñada para no pensar. Puede que tenga razón, las circunstancias en las que me encuentro no son las mejores, ustedes son más, entre terrores nocturnos y teriántropos, con lo que podía sacar cierta ventaja está en mi mochila pero me la ha quitado y me ha sujetado con el cabello de la Coronel Astriyah. Sé que puedo morir, pero si muero, las posibilidades de que usted tenga el sefer shedim son nulas-Me asomo despacio cuidándome de no ser visto. Logro observar la escena. NEGRO sostenido de pies y manos con una especie de cuerdas que parecen ir hacia su espalda. Detrás de él una mujer de largos cabellos, gruesos como si fueran raíces de árbol. No sé cómo, pero los cabellos de la mujer funcionan a modo de ataduras sobre Negro-Mataré a tus amigos si no cooperas Negro-
-Y lo hará en cuanto tenga el libro en sus manos y quiera entregárselo a los Geppetos, ¿o me equivoco Doctor?-
Vuelvo a observar. Dos hombres con ojos vendados y amordazados, amarrados uno en cada extremo en una especie de postes o columnas. Por la apariencia juzgo que deben ser Shua Ben Yosef y el Gordo.
-¡Negro, negro, negro! ¿Qué voy a hacer contigo? Para ser un simple humano, un vagabundo, un don nadie me estás dando muchos problemas. Hagamos algo. Dime donde está el libro y prometo que dejaré ir a uno de ellos, al Gordo, como le llamas tú-
-¿Qué hay de Shua? ¿Por qué a él no? Le digo donde está el libro y lo deja ir a él, ¿qué le parece?--¿Te crees muy listo y muy gracioso verdad Negro? Sabes bien que el converso es el único que puede leernos con mayor rapidez y soltura lo que viene el libro, el ritual debe hacerse hoy contigo, sin ti o a pesar de ti. ¿Dónde has ocultado el libro? Ya he registrado las grúas Zohar y la casa de los Velazco Kakaloto, tus amigos han visto el libro pero según sus mentes lo tienes tú, no hay un solo registro en su mente de que sepan o conozcan donde está el libro cualquier referencia la llevan a ti. Sus miedos, algunos de ellos interesantes he de decirte…-
Reviso el terreno nuevamente para comenzar a realizar un plan en mi cabeza. Shua y el Gordo amarrados a las columnas, la mujer a espaldas de Negro sujetándolo con su cabello, algunos guardias doce o quince quizá, busco a Lotario y lo descubro en un nivel un poco más alto, junto a él un anciano que parece encontrarse bastante ocupado dando órdenes a un par de sujetos que van con prisa de un lado a otro llevando objetos y utensilios que no alcanzo a detectar con claridad que son.-Así que irrumpió en sus mentes y les ha programado una pesadilla, por eso tiemblan y sudan, ajenos por completo a lo que sucede a su alrededor. Dígame Doctor en caso que le dijera dónde encontrar el libro y usted lo alcanzara a tiempo para llevar a cabo el ritual ¿Cómo piensa sacar a Shua del trance terrorífico?-- Los sentidos de tus amigos están atentos a lo que sucede alrededor, al menos el tacto, el olfato y el oído. Solo que cuando la mente se encuentra alterada, cuando el miedo a lo que no sé ve, no sé comprueba o no se distingue, crea verdades en las mentes; yo simplemente hago que se empapen en esas verdades. ¿Te das cuenta que crear y creer son dos palabras que se vuelven complicadas de conjugar? Cuando muchas mentes creen entonces crean una verdad prácticamente irrefutable. Todos los pueblos esperan su salvador, le llamen como le llamen. ¿Y de que quieren ser salvados? ¿Cómo pretenden ser salvados de sí mismos? El destino de la humanidad vana y simple no es extinguirse cómo muchos nihilistas piensan ahora. Tampoco lo es evolucionar todos como hermanos de la mano, eso es utópico y estúpido, irreal, imposible, anti-natural. Pero a pesar de todos esos pensamientos todos conservan en el fondo la esperanza de un salvador de algún tipo. No quiero el libro para dárselo a los Geppetos, lo quiero para mí. Los Geppetos funcionaron en un principio para infiltrarnos en la Orden Roja, cómo tú y otros ya han comenzado a llamarla, al igual que el «movimiento unificador y restaurador del orden» funcionó para darnos algunos soldados, pero la Conspiración L ha llegado a su fin, solo falta el libro, así que ¿Dónde está?-
-¡Vamos Doctor! No me subestime, ¿Qué ventaja hay en entregárselo a usted en vez de a los Geppetos? Véalo de este modo: no puede realizar el ritual sin el libro de los espíritus o al menos si lo realiza sin él puede que no alcance a controlar a los catorce. Avatares del destino, Doctor-La sonrisa sarcástica de Negro desaparece para volverse una mueca de dolor que deja escapar un grito debido a la presión realizada por los gruesos cabellos de la mujer, la coronel Astriyah, líder de los terrores nocturnos. Negro cae de rodillas al suelo. Es la primera vez que lo veo sin estar al control de la situación. No entiendo para que quieren el libro, observando con detenimiento logro captar como sangran sus muñecas y la sangre es absorbida por el pelaje de la mujer, engrosándose ligeramente como una sanguijuela cuando se alimenta.-No voy a matarte Negro, no voy a darte ese gusto. Tu mente es resistente, difícil de irrumpir en ella, complicada de manejarla demasiado tiempo, por eso duermes hasta que te agotas mentalmente. Tu cuerpo ha aprendido a resistir el cansancio y el hambre. Voy a hacerte un favor, voy a exponerte al dolor, si tu cuerpo se adapta bien por ti; si sufre demasiado y entras en shock…-
-¡Tengo la poción!- grita una voz, que deduzco es la del anciano.No se escucha más, vuelvo a asomarme para notar como el Doctor Lotario le inyecta una sustancia aceitosa a Negro. No es difícil adivinar que “la poción” es un barbitúrico, que además de servirle de anestesia para torturar intentará hacer que Negro hable. La poción debe ser nada más y nada menos que trapanal, el suero de la verdad. No veo de cuanto es la dosis que le suministran, pero se requieren de 3 a 7 mg para que después de 20 minutos se deteriore la actividad superior cortical, dando como consecuencia que un sujeto le resulte prácticamente imposible mantener su voluntad. Tengo poco tiempo para poder hacer algo, una ligera ráfaga de viento se cuela por algún lugar y al sentirla sobre mi piel viene a mí una idea.
-Sílfide, necesito ayuda- susurro esperando que solo ella me escuche.
-¿Apenas llegó teniente?-
-¿Eh? Sí, mira tienen a Negro, necesito que…--El mapa indica que tiene una buena posición teniente. NEGRO me pidió que lo pusiera al tanto cuando llegara. Este es el informe, escuche con atención ya que solo restan 29 min con 34 segundos y contando… -
No entiendo del todo lo que sílfide dice pero guardo silencio y escucho “el informe”.-La coronela Astriyah es una Lilitu, un terror nocturno supuestamente de sangre directa de Lillith, se alimenta de prana, ki, chi, éter; llámalo «energía vital» la cual obtiene a través de la sangre, por lo que puede regenerarse con relativa facilidad, sanándose cualquier herida. Los guardias también son terrores nocturnos pero de categoría menor, exceptuando por el anciano y sus dos ayudantes, los cuales NEGRO cree que son Therians. Hay dos civiles, el Gordo y Shua, además de catorce de los «âvatara», la gente que es parte del Proyecto-
Corroboro lo que Sílfide dice. 14 personas sobre losas de piedra con tapa de cristal que me recuerdan al cuento de blanca nieves.-¿Qué hay de los otros diez? Se supone que somos 24- pregunto esperando no hacer demasiado ruido.-Nueve, usted es parte del Proyecto AVATAR teniente. Tiene que escucharme y dejar para después las preguntas. NEGRO se comunicó conmigo cuando llegó al lugar y me dejó instrucciones claras y precisas. Las reglas de la orden dicen que pidamos refuerzos y aguardemos antes de actuar, quedan prohibidos los rescates de compañeros, los trabajos por cuenta propia y la formación de grupos sin previa autorización. La orden no acepta mártires ni héroes. Imagino que sabrá que no nos caracterizamos por seguir las reglas, pero si soy alguien que quiere sobresalir. Si usted quiere sobresalir teniente, será mejor que obedezca las instrucciones. No haga nada hasta que NEGRO de la señal-
-¡Pero le han inyectado pentotal sódico! Y la mujer del cabello de alguna forma, no sé cómo…-
-¡Shhh! Trate de mantener su posición en secreto teniente. Sobresalga siguiendo instrucciones, no para que revele su posición y lo atrapen. Sé que parece que deberíamos hacer algo, pero créame NEGRO ya lo tiene cubierto y contemplado…-
Quiero creerle. Cierro los ojos pensando lo que, hasta ese momento, Negro me ha contado. Cada una de sus nada creíbles aventuras, los peligros que enfrentó, lo poco que comprendo de la Orden Roja e incluso lo poco que todavía comprendo de mi mismo como “AVATAR”. A pesar de escuchar los gritos, golpes y amenazas, decido confiar. Respiro hondo mientras Sílfide me dice que, a la señal de Negro, “”dispare balas de oro cortando sus ataduras”; después pide “una ráfaga sobre todos los guardias” y mientras que yo “me encargo de los therians con balas somníferas” deje a Phobos en manos de Negro.
Esas son las supuestas instrucciones, aguardo mientras pienso si voy a seguirlas o prefiero intentar el plan B. ¿Por qué simplemente no me levanto, le disparo a Astriyah, al resto de los terrores nocturnos y extermino a los supuestos therians? Eso es más sencillo desde el punto en donde estoy. Por mucho que Negro haya contemplado cosas, dudo que haya pensado que pudiera estar en una situación tan inmejorable o él en una tan mala. ¿Qué hacer entonces? ¿Debo esperar la señal y seguir las instrucciones? O ¿debo actuar ya, rescatando a Negro y salvando la noche? Si tan solo pudiera saber qué es lo que está pensando mi moreno amigo en este momento. No soy el único que desea averiguarlo, Lotario intenta quebrar su mente con la poción.
-¡Mírate nada más Negro! ¡Nadie luchando por nada! ¿Aún no te das cuenta? los avataras seguirán aun suponiendo que no realice el ritual. Tarde o temprano con libro de los espíritus o sin él, los geppetos encontrarán la forma de ponerlos bajo su control ¿y todo para qué? ¿Para que ellos puedan controlar la agrupación? ¡Ni siquiera peleas por un ideal tuyo o trascendente Negro! ¡Trabajas para otros! Sombras encapuchadas que jalan de los hilos, donde solo ellos saben su propósito, sirviendo quizá a poderes más oscuros de otros mundos-
-Eso…eso suena a los iluminati y draconianos…- dice Negro con dificultad, como cuando alguien habla adormilado, el barbitúrico está haciendo efecto.-¿Qué te producen los “iluminati” o los “draconianos” Negro?-
-Me dan miedo…-
Lo que escuche me preocupó. ¿Acaso el rechazo de Negro por los temas de ufología y las teorías de conspiración era por miedo?-Eso son los Geppetos Negro, son parte de los “Iluminati” y quieren controlar a la orden, por medio del Proyecto AVATAR, si me das el libro de los espíritus podemos detenerlos, dime ¿Dónde está el libro?-
-…la fuente…el sefer shedim lo tiene la fuente--¿Qué es la fuente? ¿Dónde está la fuente?-
-Su mente se rompe poco a poco por la poción, algunos no resisten y se quedan atrapados en la rueda de los espíritus, pero unos pocos…podría ser peligroso seguir interrogándolo, lo está induciendo en un trance…-
Ese es el anciano que habla. Debe saber lo que dice, después de todo él preparó la droga. El doctor parece olvidar eso y continúa conduciendo a Negro por las preguntas y el trance hipnótico producido por la poción.-¿Cómo llego a la fuente? Negro, necesitamos el libro de los espíritus para detener a los Geppetos-
-ellos… le temen…--¿ellos?-
-layla benoi, los hijos de Lillith…los hijos de la noche…ellos…le temen--Le temen a la fuente, que es donde está el libro. Traigamos a la fuente o al libro, dime ¿Dónde está?-
-…el ritual…siete partes de la noche…abren paso a ella…Aurora…--¿Aurora? ¿ella tiene el libro? ¿ella sabe dónde está la fuente?-
-Aurora… la luz empuja hacia atrás a la oscuridad…obligando a las fuerzas del mal a ocultarse…Ellos le temen, deberían…Aurora es la fuente…Aurora es mi abuela--¿Tú abuela tiene el libro de los espíritus?-
No responde. La poción lo aletarga, pero al parecer no pudo resistirse, la voluntad de Negro simplemente se quebró, le dijo al Doctor Lotario donde quien tenía el libro, así que eso es todo. No hay señal. Antes de tomar cualquier acción decido consultarlo con Sílfide, después de todo si realizo cualquier cosa necesitare de su apoyo y aprobación.-Sílfide…--Aguanta teniente, aún no. Estoy monitoreándolo todo, escucho lo que sucede. Pero aún no. Las instrucciones fueron claras “pase lo que pase, no hagan nada hasta que de la señal” Si algo no funciona bien, cuenta con mi apoyo, pero aguarda un poco más, confía teniente, confía-
No estoy del todo convencido pero espero un momento más mientras observo como el Doctor Lotario da instrucciones en un idioma que no comprendo, dos mujeres salen de la escena para regresar unos minutos después con otra mujer de unos 30 años, que claramente se ve está contra su voluntad. Negro continúa maltrecho de rodillas en el suelo, levanta la mirada con trabajo y parece ver con dificultad lo que está sucediendo a su alrededor. Se nota lento, anestesiado balbucea algunas cosas que no entiendo, la mujer lo ve y le dice algo, un nombre me parece, el verdadero nombre de Negro.-…no… -
Balbucea apenas, lucha. Han dicho su nombre, lo ha dicho ella; la única persona que lo sigue llamando así: Blanca Barrera. Apuesto que Negro no tenía contemplada su aparición. Saco mis colt peacemaker y me preparo para actuar.
-¡Vaya, vaya! ¡Excelente!- dice Lotario al tiempo que comienza a caminar rumbo a Negro hasta ponerse frente a él.
-¿Así que así te llamas eh? “Pequeño” en latín. Te queda perfecto, justo lo que eres, pequeño e indefenso mortal. En cuanto le saque del cerebro a tu ex novia donde vive tu abuela tendré el libro en mis manos y tú, no podrás hacer nada para evitarlo Pa..-
-…soy…soy…soy el NEGRO…y…soy…--¿El mejor en lo que haces?-
La risa de Lotario se apaga con los horribles gritos de dolor de Astriyah cuando las balas atraviesan sus cabellos trozándolos. Es como si fueren extremidades, una especie de tentáculos de pelambre. Continúo disparando haciendo que mis peacemaker escupan oro, esa era la señal Negro alcanzo a decirlas con sus últimas fuerzas. Por mi mente pasa que soy un AVATAR que hay un espíritu vinculado a mí. Quizá el de Jesse James, o Buffalo Bill, o Billy the Kid. Llueve la ceniza ante cada disparo que realizo. El anciano se coloca de rodillas con las manos levantadas en señal de rendición mientras sus dos asistentes huyen como ratas, literalmente. Se han transformado en dos ratas de alcantarilla que no alcanzan a huir pues son alcanzados por dos balas de plomo. Extraña alquimia involutiva.
El vapor carmesí en el que se transformó Astriyah se escabulle por lo que imagino es un ducto de ventilación. Yo apunto al anciano y espero que Negro “se encargue de Phobos”
Se intenta incorporar trastabillando y casi arrastrándose alcanza su mochila mientras Lotario escapa con Blanca.
-¡Alto ahí Lotario!- le apunto con la otra mano sin dejar de amagar al anciano. Lotario se detiene pero amaga entonces a Blanca con algo en el cuello, una jeringa al parecer.-Si disparas se muere-
-¡No dispares Pepe!-
Ese es Negro, completamente recuperado. Bebió un sorbo de uno de los frascos de cerámica de su mochila, alguna especie de elixir según entiendo
.
-¿Estás seguro Negro? Puedo darle justo ahora-
-Hazlo Veinte, hazlo y la mujer tendrá inyectado «soma» en su sistema, así que baja tu arma y deja libre al sacerdote-
-Haz lo que dice, Pepe-Bajo mis armas mientras el anciano se levanta, dirigiéndose cauteloso al lugar donde se encuentra Lotario. Blanca pregunta nerviosa-¿Qué está pasando? ¿Quiénes son ellos? ¿Qué quieren de mí? ¿Qué está sucediendo?-
-Tranquila Blanca, tranquila. Vamos a salir de esta ¿ok? Déjala ir te diré donde está el libro. Está en casa de mis padres, la fuente -mi abuela- lo guarda en su cuarto, en el ropero bajo llave. ¿Ok? Ahora déjela ir ella no sabe nada y no tiene nada que ver con esto--Aún no. Se irá cuando el ritual se realice, no antes. Tira las armas despacio Veinte y colócate en una de las cámaras-
Tiro las pistolas al suelo sin comprender por qué Lotario me llama “veinte”. Cuando observo a que se refiere con las cámaras me percato de que habla de las losas de piedra con cubierta de cristal, las camas de “Blanca Nieves”. Yo observo a Negro que afirma en silencio. No me convence la idea pero camino obediente esperanzado en que se nos suceda algo que nos ayude a salir de esto. Mientras el anciano comienza a entrar en una especie de trance, cierra los ojos y emite un sonido y una vibración que me hace sentir extraño pero raramente no incomodo.-El sutra si está donde ha dicho, pero no puedo traerlo, la magia del mismo libro lo protege de algún aporte-
-¡Rayos! ¿Cuánto tiempo tardaran en traerlos las Lágrimas de Kali?-
-Tres horas si se apresuran-
-¿El libro que buscan es azul?- pregunta Blanca que comienza a mirar como al vacío a la nada.
-¡No Blanca no lo hagas!--Tiene unos símbolos raros, figuras geométricas y así…-
-¡Blanca!-
-¿Puede tocarlo Señora Brambila?- ese es Lotario-Si… se siente, cómo si se leyera al revés, está cómo mal empastado-
-¡Shua Ben Yosef! ¡Hereje, traidor, asesino de cristo, judas! Puedes escapar de las legiones del señor si respondes mis preguntas! ¿Estás dispuesto?-
No entiendo nada de lo que está sucediendo. Blanca Barrera parece haber entrado en un estado de trance, Negro ha dejado de pensar y se enfoca solo en ella. Lotario se dirige al converso y este sorpresivamente responde.-¡sí, sí estoy dispuesto!-
-¿Cómo es el número de los ancianos que están delante del trono, en hebreo?-
-”Caf daleth” (כד)-
-¿Qué significa?-
-Finalización, coronación. Estados espirituales, recepción de los 4 estados materiales-
-Busque Señora Brambila, busque en el libro azul algún dibujo de una corona, un diagrama, un esquema de 24 figuras, alguna especie de reloj o rueda-
-¡Blanca, detente por favor!--Sí, hay uno. Es como lo que está dibujado en el suelo pero en donde están las losas con los cristales están como piedras con símbolos, están divididos en 3 grupos de ocho…-
-¡Los Tres Caminos de los Secretos! ¡Sí!-
Lotario no puede ocultar su emoción. Suelta a Blanca e incluso deja caer la jeringa con lo que sea que contuviera.-¡Entra ahí Veinte, entra!- me ordena con prisa. Negro se ha dado cuenta de que soltó a Blanca y me mira afirmando en silencio cómo si ya tuviese un plan.-Ya tiene lo que quería doctor ahora déjenos ir--¡Aún no Negro, aún no! Necesito a Número Nueve, al verdadero-
-¿Pero por qué a número nueve? ¿Por qué el caos, la tempestad, los obstáculos? ¿Por qué a él?--Porque todo nuevo comienzo debe ser así. Tú lo sabes Negro. Mira a los judío-cristianos, el génesis comienza de la nada, con la oscuridad dominando. Ve a los griegos y su Khaos, lo mismo pasa con los egipcios, los chinos, etcétera…tan solo un nuevo comienzo sin cansados humanos quejándose todo el tiempo de todo lo que no les parece, repitiendo las programaciones de sus padres y estos de sus abuelos en una cadena interminable de ignorancia. ¿No te gustaría eso? Una nueva y verdadera humanidad no el estúpido remedo de especie que es actualmente. –
-¿Son? Habla como si usted no fuera humano o parte de la humanidad Doctor--¡No lo soy! Puedo inducir pesadillas e imágenes que no existen en la mente de otros, aumentando los temores que ha guardado una personalidad. No hay quien no tenga miedos o al menos no había encontrado a alguien hasta que te topaste en mi camino. Debes temer a algo, eso es seguro ¿a qué? Esa es la pregunta y una de las causas por las que me intrigas. Ya te estudiare más adelante. Primero despertar a Número Nueve para que controle el nuevo ejército y reforme el mundo. Un nuevo mundo donde todos puedan explotar capacidades cerebrales, ¡ser superiores, ser como dioses! ¡Abre el portal ahora!-
El anciano levanta las manos y comienza a realizar una serie de canticos, el lugar parece agitarse y un punto de luz verde comienza a girar apareciendo de la nada, creciendo en forma inundando el lugar. Lotario se une a los cantos extraños con una voz más gruesa y en otro idioma, me siento mareado, la vista se me nubla, siento frío por todo mi cuerpo, tiemblo; la temperatura de mi cuerpo comienza a bajar y me doy cuenta de unos extraños vapores llenando la cámara en la que me encuentro ¿hidrogeno? Una pesadez recorre mi cuerpo y todo el cuarto se vuelve color esmeralda. Entonces me desvanezco poco a poco con la mente confusa preguntando ¿Por qué todo es verde? ¿Qué le pasó a Blanca? ¿Qué hará Negro?

Despierto aún confuso entre las preguntas multicolores y me descubro en una cama. Es la habitación de la casa, mi casa. ¿Una pesadilla? Pero ¿una natural o una provocada por Phobos? Mi cerebro aun está confundido cuando veo entrar a Negro junto con Sofía.
-¡Es verdad ya despertó!- dice mi esposa cuando me ve.-¿Cómo se siente teniente? Te, dije Sofía que se pondría bien-
-Es bueno verte de regreso José- sonríe con esa sonrisa perfecta que me atrapó desde que éramos novios. Yo solo la miro aún confundido.-¿Qué pasó? ¿Cómo llegué aquí? ¿Qué ocurrió con Lotario?--¿Nos permitirías unos minutos Sofía?--¡Claro! Tienen mucho de qué hablar, además dejamos a Blanca en la sala. Te amo Lupo-
Sofía sale de la habitación lanzándome un beso con la mano después de referirse a mí en la manera cariñosa en la que me dice. Yo miro a Negro esperando todas las explicaciones necesarias. El me mira, sonríe y saca de entre su gabardina algo que deja sobre el buró. Mi vieja grabadora.-¿Me haría el honor de encenderla Teniente?--Por un momento creí que no saldríamos de esta Negro--Tú confía Pepe, recuerda soy el NEGRO y soy el mejor en lo que hago…-No puedo evitar sonreír y aunque meneo la cabeza en forma negativa, aprieto el botón rojo.



Fin de la segunda parte (“Phantasmagoria”)

Fin del Capítulo VIII

"Las aventuras de NEGRO y la Orden Roja, Proyecto AVATAR"

Noviembre 2009(capítulos "0 al 7")/2010(capítulos "8 →")