viernes, marzo 16

Ubicación

Una de las principales razones por las que construí este espacio fue para poder utilizarlo a modo de laboratorio experimentando conmigo mismo de lo qué era capaz de hacer.

Supe que era una herramienta ideal para probarme a mí mismo como un practicante de la literatura en el sentido no solo de ser observador, sino creador.

Ajusté con claridad en este terreno aquello que deseaba alcanzar y así ha sido hasta el momento, por la simple razón que no solo sabía hacia donde quería ir o que quería alcanzar, sino por que para empezar sabía y sé a la perfección donde me encuentro y sobre todo quién soy.

Pretender ser algo o alguien ajeno a mis principios terminará irremediablemente en un fracaso.

En el trayecto uno puede confundirse, desviarse o incluso hasta perderse...pero sabiendo donde se está a donde se quiere ir y reconociéndose a la perfección, admitiendo los errores, es más fácil retomar el rumbo.

Hay gente que cree que sigue esa misma ruta pero no es así.
Dice primero querer algo para después dejarlo bajo cualquier razón alegando no tener tiempo, estar muy ocupados o lo que es peor "tener vida", pues si la tuvieran sabrían que la vida posee muchos aspectos y que hay cientos y cientos de formas de vivirla, una de ellas por ejemplo es siendo artista.

Así que muchos son los que se arrojan hacia cualquier afición y hacen que pierda su valía al llenarla de simples ganas de inflar su ego y necesidad de reconocimiento natural para después abandonarla por seguir alguna otra convirtiendo la palabra hobbie o pasatiempo en "matar el tiempo" (y de paso si no matar al hobbie si dejarlo zarandeado)...

Cualquier afición merece respeto, de menos por el tiempo invertido en ella, ya que la responsabilidad es solo con uno mismo...pero mucho más respeto merece una corriente con ideología propia en la que diferentes artistas se encuentran en ella, como el retrofuturismo.

Por eso es diferente quién se siente atraído de quién es seguidor tan diferente de aquel que forma parte de una corriente o afición solo como observador o del que se encuentra fundamentando las propias bases. Muchas veces se parece pero no es lo mismo.

Cuestión de ubicación.

¿Tu donde te encuentras?

Este mapa ilustra el artículo en inglés   “Iberoamerica: The Lost World,”   de The Gatehouse Gazette  









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada