lunes, diciembre 30

Cerrando el año


Motivos, excusas varias y razones sobran para volver a escribir aquí que me ha faltado tiempo, mi recurrente enemigo, para poder venir aquí a plasmar letras.
Ya no hablemos de relatos o historias largas, sino de simples entradas donde escupir lo que en ocasiones inunda en mi mente.

Faltan apenas unas horas para que finalice el año; un año que en definitiva puedo decir que ha estado lleno de cambios.

En Febrero se publicó en España Ácronos, Antología Steampunk un proyecto en el que fui parte en conjunto con mi amigo el escritor Josué Ramos, en donde además aparece lo que se convirtió en mi primer relato publicado. y para el 21 del mismo mes, ya se había agotado la primera edición.

Para inicios del mes Marzo, mi padre abandonó el traje de huesos, músculos y piel para viajar con destino al infinito, dejando este mundo.

En Abril, se abrió una convocatoria para formar lo que será una segunda antología, en donde participé como jurado, además de que también incluirá otro escrito mío, haciendo con esto un pequeño paso más en esta compleja carrera que es el escribir.

Para Noviembre, hubo que realizar la mudanza y el reajuste nos ha tomado un poco más de lo esperado.

Con respecto a la revista de El Investigador, en la cual además de ser el director general suelo escribir, la carga de la vida personal fue haciendo poco a poco más complicado poder sacar la revista a tiempo, fallando ocasionalmente por uno o dos días,  hasta que al final el número de Diciembre no vio la luz.

Sin embargo, poco antes de que cierre el año, sé que el porvenir pinta, justo como yo decida pintarlo.

Mis mejores deseos para todos ustedes y que en este 2014 que está por llegar puedan pintar todo aquello que se propongan y que sea para su crecimiento personal.





      

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada