viernes, diciembre 26

Lo que queda y lo que viene



Si bien queda una semana para que este 2014 termine, dado lo acelerado de los tiempos que vivimos no es extraño que muchos comencemos con nuestro balance a penas se escuchan los villancicos o las luces de colores en las calles comienzan con ese tintineo tan característico de estas fechas.

 2014 vino a ser un buen año en general en cuanto a la balanza de proyectos.
Si bien la revista El Investigador tuvo que entrar en una pasusa, los 34 números que pusimos al alcance del mundo hispano parlante a lo largo de tres años, aún siguen siendo vigentes en su gran mayoría; especialmente para todo aquel que desee abordar temáticas retrofuturistas y para quienes se encuentren interesados en conocer la amplísima gama y campo de acción que posee el Steampunk, más allá de engranes, autómatas y la Inglaterra Victoriana.


2014 es el año en que Ácronos vol 2 salió para dar ese empuje que necesitaba el steampunk en español y se encuentra entre las lecturas recomendadas de este año.


También, tal como lo comenté en otra entrada, Ácronos vol 1, se puso al alcance de todo el mundo en formato digital. De este modo, una de las primeras recopilaciones en español queda verdaderamente al alcance del mundo hispano hablante.



Y desde luego 2014 ha sido bueno, no solo el hecho de publicar mi primera obra en solitario "Reward: el ojo del diablo" sino poder hacerlo en formato bolsilibro con NeoNauta Ediciones y además haber podido tener una presentación en Guadalajara, Jalisco, México en donde la gente respondió de manera realmente fantástica.

Presentación de "Reward" en la Universidad de Artes Digitales
EnROLate 2014 


Quedan unos cuantos días de este año y lo que viene pinta bastante bien.
Para Enero de 2015 y a través de ediciones Nevsky apareceré por primera vez con un relato en idioma inglés dentro de la compilación que llevará por título "THE BEST OF SPANISH STEAMPUNK" y para Febrero Tyrannosaurus Books regresa con ¡Ácronos vol 3! en donde, junto con mi compadre Josué Ramos, regresamos coordinando y siendo parte de la antología.

Y como no quiero quedarme solo en eso no me queda más que escribir, escribir y escribir y esperar que 2015 sea un año cargado de letras y que los proyectos atorados fluyan como lo hacen las ideas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada